desparasitaciÓn externa

Los animales con los que convivimos pueden albergar parásitos tanto externos como internos. Por eso es muy recomendable que periódicamente desparasitemos a nuestros animales con los productos adecuados.

parásitos externos

Como su nombre indica estos parásitos viven en el exterior del cuerpo. En perros y gatos los que más nos preocupan son las pulgas, las garrapatas y los mosquitos.

            

Veamos porqué. Las pulgas además de ser molestas para el animal, también pueden “picar” a las personas, en las cuales producen unos granitos muy pruriginosos. Además en animales alérgicos a la picadura de pulga pueden provocar graves problemas de dermatitis difícil de controlar en algunos casos.

               

Las pulgas no siempre se encuentran en el animal. Muchas veces las podemos encontrar en grietas, alfombras, moquetas, en el sofá, en la cama….. y saltan al animal o a la persona para alimentarse( de sangre). Además cada pulga adulta pone al día cientos de huevos que al cabo de un tiempo se transforman en nuevas pulgas. Podemos encontrarlas en cualquier época del año.

El tratamiento frente a una infestación por pulgas se puede hacer desde 3 frentes:

•Antiparasitario externo.
En forma de espray, pipetas, champú, etc… para eliminar las pulgas del animal.

           

•Desinfección del entorno del animal
se aconseja aspirar toda la casa, incidiendo en las alfombras, rincones, en los sofás, etc… y a continuación utilizar un antiparasitario ambiental de venta en tiendas de animales y clínicas veterinarias.

                       

•Administrar 1 vez al mes vía oral un producto destinado a inhibir el crecimiento del parásito.
Esta sustancia al ser ingerida por el animal, pasa a la sangre y a su vez al ser ingerida por la pulga adulta hace que ésta no se pueda reproducir.

Las garrapatas, además de resultar desagradables a la vista humana y de producir molestias en el animal como dermatitis, prurito, etc…. También pueden transmitirles y transmitirnos graves enfermedades como la Ehrlichiosis, la Ricketsiosis, Borreliosis, Babesiosis, etc… La Ehrlichiosis es una enfermedad muy frecuente y produce un cuadro clínico con fiebre, anemia, epistaxis, cojeras, etc….
De todos estos síntomas quizás el más llamativo y/o preocupante es el de la epistaxis o hemorragia nasal que puede ser muy grave y conducir al animal a la muerte por desangrado. Se debe a que la Ehrlichia, que es el agente causal, produce trombocitopenia, que se traduce como un bajo numero de plaquetas por lo que aparecen estas hemorragias.

Consúltanos para más información